Qué es la cervicalgia, Por qué la padeces y Cómo puedes deshacerte de ella

En este artículo te cuento todo acerca de la cervicalgia, qué es, las posibles razones por las que la padeces y qué maneras existen para librarse de ella. Si necesitas más ayuda puedes contactar conmigo y te ayudaré a buscar una solución.

Cervicalgia

Año 2020, comienza la pandemia llamada COVID, el teletrabajo está a la orden del día y para lo único que te levantas de la silla en casa es para realizar tus necesidades vitales. Llega por fin verano, el buen tiempo, la cantidad de contagios bajan y te coges tus vacaciones tan ansiadas después de este año de m… y ¡pum!

Justo un día después de tu merecido descanso te levantas con el cuello como si fuera un cuadro de Picasso. Pruebas todos los remedios que se te ocurren: Atiborrarte a antiinflamatorios y relajantes musculares, ponerte la mantita eléctrica (en invierno vale, pero estamos en julio) e incluso el remedio que usan en el pueblo, ponerte compresas de té con cáscaras de naranja. Te lo adelanto, nada de esto va a funcionar.

¿Qué es la cervicalgia?

Lo que estás sufriendo es un episodio de cervicalgia: Cervic- (columna cervical), algia (-dolor), es decir, dolor de cuello comúnmente conocido como tortícolis. Los datos de incidencia más relevantes de esta patología son:

  • La afectación general de la población es del 23% y en algunos casos llega hasta 86%.
  • La prevalencia en un momento puntual puede llegar a afectar hasta 4 de 10 personas.
  • En este mismo año el 25% de las personas se verán afectadas por al menos un episodio de dolor de cuello.

Existen muchos tipos de cervicalgia, pero lo más habituales suele ser dolor de cuello asociado con:

  • Déficit de movilidad: Dolor central o unilateral que no nos permite mover el cuello y que puede afectar al hombro.
  • Cefaleas (dolor de cabeza): Dolor principalmente unilateral que sube hacia la cabeza y que se agrava en diferentes posturas mantenidas.
  • Dolor irradiado: Problemas de cuello, asociados dolor en forma de cable a lo largo del brazo (puede llegar incluso a los dedos), adormecimiento o debilidad muscular.
  • Problemas de coordinación: Los síntomas están asociados a un traumatismo normalmente llamado latigazo cervical, pueden concurrir con nauseas, visión borrosa, dolores de cabeza, pérdida de consciencia, vértigos, etc.

¿Por qué la padeces?

Dicho de otra manera, ¿Cuáles son los factores de riesgo para padecer cervicalgia?

Riesgo alto:

  • Eres mujer.
  • Has tenido episodios repetitivos de cervicalgias (si la has padecido miles de veces, por qué no una más).

Riesgo moderado:

  • Eres mayor de 40 años.
  • Trabajas en oficina, estudias o mueves cargas muy pesadas.
  • Tienes dolor lumbar (Al moverte peor sobrecargas otras zonas).
  • Eres Fumador/a (ya sabíamos que el tabaco era malo).
  • Padeces altos niveles de estrés.
  • Sientes que no tienes apoyo social ni laboral.

Es muy importante recalcar que no tienes que cumplir todas, con que cumplas una ya tienes una papeleta más para sufrir esta patología.

¿Cómo puedes deshacerte de ella?

Siento decirte que no existe un remedio milagroso que nos cure del dolor de cuello, tampoco ninguna píldora o medicamento (ibuprofeno, diacepam, tramadol, …) que nos vaya a eliminar el dolor, miento, quizá ‘’alivie la sintomatología’’, pero no eliminará las causas de las cervicalgias que sufres y lo peor de todo, probablemente las cronificará haciendo mucho más tediosa la recuperación.

Vale Pedro, pero ¿Qué es lo que funciona?

Definitivamente funciona ir a un profesional que valore tu situación. Mi recomendación es acudir a un fisioterapeuta que te realizará las pruebas pertinentes y te derivará a un traumatólogo si la lesión o disfunción no puede ser tratada de una forma conservadora.

El proceso de recuperación consistirá en:

1º. Bajar los niveles de dolor (modular el dolor) mediante:

  • Terapia manual.
  • Manipulaciones articulares.
  • Electroterapia.
  • Punción seca.

Según la evidencia científica actual, por mucho que te vendan la moto, nada más está probado que funcione.

2º. Ejercicio terapéutico pautado por un profesional:

  • Movilidad activa y asistida por un fisioterapeuta.
  • Estiramientos.
  • Ejercicios de fortalecimiento (principalmente de la musculatura profunda).

Este último punto, lo tendrás desarrollado en próximas publicaciones en forma de ejercicios que puedes utilizar como guía.

¿Te puedo ayudar?

ELEO Fisioterapia Valencia

Si tienes cualquier duda o sugerencia, no dudes en contactar conmigo por comentario, web, redes sociales o reservando una cita conmigo, en mi clínica o telemáticamente.

686 116 469

Localización Clínica ELEO Fisioterapia